Seguros, ¿estamos seguros?

Como padre de corredor de DH, residente en Granada y federado en la Federación Andaluza de Ciclismo, esta es nuestra penosa experiencia.

Después de un buen inicio de temporada, habiendo hecho varios pódiums en las 6 carreras en las que ha participado entre Portugal y Open de España, mi hijo sufrió una caída en la última prueba, Campeonato de Europa, celebrado en Lousa (Portugal) a principios de Abril, en la que le diagnosticaron una lesión en el hombro, con rotura del labrum, llamada lesión de Hill Sachs o lesión de Bankart. Una vez iniciado el protocolo de accidente con el seguro de la Federación Andaluza y con los resultados de la resonancia magnética en mano, nos comunica dicho seguro, llamado Gerosalud del Grupo Allianz, la paralización de asistencia médica y carencia de cobertura del siniestro, alegando la exclusión de lesiones producidas a consecuencia de lesiones congénitas o preexistentes a la contratación de la póliza.

Simplemente quiero manifestar mi total indignación y la vergüenza que siento, al dejar a mi hijo literalmente «tirado» con un diagnóstico de una lesión importante y con necesidad de intervención quirúrgica, sin saber a dónde acudir. Por desgracia, el funcionamiento de la Seguridad Social en Andalucía y listas de espera son desastrosos y a muy largo plazo, incluso para una rehabilitación mientras le ponen en lista de espera para ser operado, por lo cual, al federar a un corredor joven en un deporte como es el Descenso, con el consecuente peligro o riesgo que conlleva, como padres nos quedamos «tranquilos», sabiendo o «suponiendo» que en caso de accidente va a tener plena cobertura, pero en cambio no es así, increíble pero cierto. La única alternativa que me quedaba, era poner el caso en manos de un abogado que me recomendaron para este tipo de casos e interponer una demanda judicial contra el seguro médico, la cual estamos estudiando y preparando, para ver las opciones que tenemos a nuestro favor.

El caso, es que mi hijo lleva con la lesión desde hace 2 meses y medio, sin poder hacer nada para mejorar su hombro, la opción que en principio me ha dado el abogado, es correr nosotros con los gastos de la operación en un hospital privado (4000€ aprox.), para después reclamarlo al seguro de la federación. Lo que también nos preocupa es si va a estar recuperado y en plenas condiciones físicas para poder afrontar y empezar la temporada del 2019 a tiempo.

!IMPRESENTABLE Y LAMENTABLE!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*